El sitio para conocer todo sobre cerveza.

Conoce los maridajes ideales para cervezas IPA.

Sobre las cervezas India Pale Ale (IPA)

¡Salud, amantes de la cerveza! ¿Conoces las India Pale Ale o IPAs? Son cervezas que tienen como característica principal que utilizan una gran cantidad de lúpulo, ¡como las especias en la cocina!

Su aroma a hierbas, pino, flores y frutas es irresistible, y su intensidad varía según el origen. ¡Síguenos en este viaje por la cerveza IPA!

El estilo de cerveza IPA tiene más de 200 años de historia y su intensidad varía dependiendo de dónde se produzca.

¿Qué hace única a una cerveza IPA?

Las cervezas IPA tienen más de 200 años de historia. Nacieron en Inglaterra para resistir los largos viajes a India, de ahí su nombre.

Hoy, son amadas mundialmente y han evolucionado en variaciones regionales únicas.

Diversos estilos de IPA: Un mundo para descubrir.

¿Sabías que hay múltiples sub-estilos de IPA?

¡Vamos a darles un vistazo gracias a la clasificación del Beer Judge Certification Program (BJCP), la guía que establece las definiciones para los estilos de cerveza.

LA BJCP establece las características organolépticas de cada estilo de cerveza.

English IPA: La original.

La English IPA, la precursora, es una cerveza británica moderadamente fuerte, con aroma y sabor lupulado. Su receta incluye ingredientes británicos que proporcionan un perfil de sabor inigualable.

American IPA: Lupulada y amarga

Las American IPA son cervezas de lúpulo y amargura moderadamente fuertes. Tienen un equilibrio en su perfil de fermentación y malta de soporte limpias, lo que permite una gran expresión del lúpulo.

La English IPA fue la precursora de este estilo, aunque es menos lupulada y amarga que la versión Americana.

Belgian IPA: Frutal y especiada

Las Belgian IPA son cervezas frutales y especiadas por el uso de levadura belga. Su apariencia es más clara y están más atenuadas, similares a una Tripel con alta adición de lúpulo.

New England IPA (NEIPA): Frutal y suave

Las NEIPA son cervezas americanas con intensos sabores y aromas frutales. Su cuerpo es suave y su sabor fuertemente orientado al lúpulo. Se reconocen por su característico sabor «jugoso».

Las Belgian IPA y las NEIPA son cervezas en las que predominan sabores y aromas frutales.

Double IPA: Fuerte y lupulada

Las Double IPA son cervezas fuertes, intensamente lupuladas, aunque sin la complejidad maltosa de una American Barleywine. Son limpias, secas y sin asperezas, ideales para beber fácilmente.

Rye IPA: Especiada y granulada

Las Rye IPA son cervezas con malta de centeno, que aporta un sabor a pan y un toque de pimienta. Poseen un cuerpo más cremoso y un final seco y granuloso.

El aroma a lúpulo es prominente e intenso, con notas a frutas tropicales, cítricos, pino y bayas.

Las Double IPA son cervezas fuertes, intensamente lupuladas, son fáciles de beber y refrescantes.

White IPA: Especiada, frutal y refrescante

Las White IPA son versiones especiadas, frutales y refrescantes de la American IPA. Son más claras, con menos cuerpo y las cualidades distintivas de levaduras y/o especias típicas de una Witbier belga.

Black IPA: Oscura y audaz

Las Black IPA, también conocidas como Cascadian Dark Ale, son una versión oscura y audaz de la IPA tradicional.

Mantienen el carácter lupulado de la IPA, pero con una base de maltas tostadas y caramelizadas que le dan una tonalidad oscura y sabores ricos y robustos.

Las Black IPA son un choque de intensidad para nuestros sentidos, una cerveza oscura con el plus del amargor característico del estilo.

Red IPA: Balance perfecto entre malta y lúpulo

Las Red IPA se distinguen por su color rojizo y su balance perfecto entre los sabores de la malta y el lúpulo. Aunque la presencia de lúpulo es intensa, la malta también juega un papel importante, proporcionando notas dulces y tostadas que contrarrestan el amargor del lúpulo.

Session IPA: Ligera y refrescante

Las Session IPA son cervezas con una graduación alcohólica más baja, lo que las hace ideales para sesiones de consumo prolongado. A pesar de su menor graduación alcohólica, estas cervezas no sacrifican la intensidad del sabor y el aroma del lúpulo, proporcionando una experiencia refrescante y ligera.

Las Red IPA y Session IPA son cervezas ideales para refrescarte en el verano.

Milkshake IPA: Cremosa y sabrosa

Las Milkshake IPA son una innovadora subespecie de las NEIPA, caracterizadas por su cuerpo cremoso y su dulzura frutal. A menudo, se les agregan ingredientes como lactosa, puré de frutas y vainilla para mejorar su perfil de sabor.

Brut IPA: Seca y efervescente

Las Brut IPA se caracterizan por su extrema sequedad y su efervescencia similar a la del champagne. Con una claridad brillante y un cuerpo ligero, estas cervezas destacan por su perfil de sabor limpio y su final seco y crujiente.

Las Brut IPA son cervezas efervescentes que nos recuerdan otras bebidas como el champagne.

Hazy IPA: Nublada y jugosa

Las Hazy IPA son cervezas turbias que han explotado en popularidad en los últimos años. Estas cervezas son conocidas por su textura suave, su carácter frutal y sus sabores jugosos de lúpulo.

¡Así que ahí lo tienes! La variedad de cervezas IPA es tan amplia como la de los vinos o whiskies. Con sus diferentes matices y personalidades, siempre hay una IPA perfecta para cada paladar.

La forma en la que podemos tener una experiencia sensorial completa con una IPA es saber combinarla con los alimentos o aperitivos que contrasten con su sabor intenso.

Maridaje con estilos de cerveza IPA

El arte del maridaje no se limita solo al vino. Al disfrutar de una cerveza artesanal con alimentos o aperitivos, el objetivo es alcanzar una armonía perfecta que realce nuestra experiencia sensorial.

Al igual que con la comida, el maridaje de cerveza tiene muchas variaciones, y un estilo de cerveza puede complementarse con varios platos que comparten características similares en intensidad de sabores, aromas, texturas y equilibrio.

Cuando se trata del maridaje de cervezas, existen dos enfoques principales: por concordancia y por contraste.

En el caso de las cervezas IPA, que suelen tener sabores intensos, generalmente se recomienda el maridaje por contraste. Esto proporciona un equilibrio de sabores y aromas opuestos entre la comida y la cerveza.

¿Con qué platillos y aperitivos combino mi IPA?

En el maridaje con IPA y sus sub-estilos, los alimentos con notas dulces son una excelente opción. Los platillos como el arroz, las pastas, los platos marinados y los mariscos hacen maridajes fascinantes.

Los quesos semimaduros, como el chihuahua, provolone, manchego, edam, gouda, emmental, cheddar o gruyère, también armonizan bien con las IPA.

Las cervezas IPA brillan particularmente cuando se combinan con platos especiados y picantes. El amargor de la cerveza intensifica los sabores especiados y el picante aumenta la sed, lo que hace que la cerveza refresque y limpie el paladar.

Las IPAs se llevan estupendamente con la comida mexicana, hindú o tailandesa. Si buscas aperitivos para combinar con tu IPA, opta por aquellos que son secos, crujientes, empanizados o rebozados, como las banderillas o los kushiages.

Las patatas fritas, los bocados de pescado, el salmón ahumado, las anchoas y el caviar también son excelentes opciones.

Finalmente, no hay nada como un buen asado a la parrilla con salsa bbq acompañado de una IPA. O, para una sobremesa relajante, prueba con quesos y galletas saladas.

Aquí tienes algunas opciones de platillos que puedes disfrutar en cualquier momento con una IPA:

Recuerda, el maridaje es un arte, y cada paladar es un mundo, por lo que te invitamos a experimentar y encontrar tus propias combinaciones perfectas. ¡Salud!